Otros

Cuando prende la muerte en el pulmón verde

Otros
Publicado en Jueves, 22 Agosto 2019
AddThis Social Bookmark Button

Imagen del incendio en el Amazonas difundida por la NASA

El incendio de Notre- Dame levantó olas de solidaridad y, en teoría, un alud de donaciones para recuperar esa joya arquitectónica. No veo esas mismas reacciones en el pavoroso incendio que asola el Amazonas, el mayor pulmón verde del planeta. Como si no fuera con nosotros, la especie humana que necesita aire y agua para sobrevivir. El fuego, en este caso, sinónimo de muerte, avanza sin control y arrasa con todo a su paso. Qué casualidad que coincida con la apuesta criminal del presidente Jair Bolsonaro para deforestar la selva. Desde la llegada al poder del ultraderechista, se ha incrementado en más de un 200% el arrasarla.

Por no hablar de las ocupaciones ilegales de tierras y su explotación, hasta que mueran de puro agotamiento, a cargo de gente poderosa que sacará sus buenos dineritos a cambio de hipotecar el futuro –o quizás ya el presente- de esta cansada tierra que habitamos.

Los satélites dan imágenes escalofriantes del desastre en tiempo real, tan horripilantes como saber que cada minuto, muere más y más selva ante la impasibilidad de todos. Ante este panorama, solo falta Bolsonaro acusando a las ONG de estar detrás de los incendios como ya ha hecho. El mundo al revés o vivir para ver.

Un mundo y una tierra que deberíamos recordar a cada segundo que no nos pertenece. Estamos aquí de paso y debemos pasar el testigo de un planeta cuidado a las siguientes generaciones. A este ritmo, sin embargo, me temo que les dejaremos un planeta desolado, carbonizado, inhóspito, deshumanizado totalmente.

Este cáncer humano en el pulmón verde del Amazonas significa más inundaciones, más pérdida de suelo; vientos extremos, la desertificación y, por descontado, más olas de calor y vuelta a empezar.

Otro desastre - a menor escala pero igual de desastre- son los grandes incendios que se han cebado en las islas canarias en menos de un mes, con llamas de hasta 50 metros que han atacado el Parque Natural de Pinar de Tamadaba, una reserva de la biosfera

Este verano empezamos alarmados por el incendio en la Ribera d’Ebre, una comarca ninguneada, despoblada y envejecida a la que, sin embargo, sí ha llegado la solidaridad de la gente antes que las ayudas gubernamentales. Bajo el llamamiento de #rebrotem, la gente se organizado para intentar recuperar la normalidad. Es el único resquicio de esperanza en mitad de tanta desolación.

Así que hay que ponerse las pilas y, por una parte, castigar a los pirómanos con dureza, especialmente a los que sacan tajada a costa del futuro de los demás. Que el castigo haga que no les salga a cuenta especular usando el fuego. Por otra parte, también hay que aplicar prevención, con una buena gestión forestal, cortafuegos y caminos en condiciones. Y religando todo esto, hay que volver a valorar el bosque como lo que era unos años atrás: una fuente de riqueza, además de salud y bienestar. Un buen aprovechamiento del bosque, con perspectiva sostenible, por supuesto, ayudaría a mantenerlo protegido del fuego. No pasemos nunca de estar de paso a dar el último paso.

Ángel Juárez Almendros es presidente de Mare Terra Fundació Mediterrània, de la Coordinadora d’Entitats de Tarragona y de la Red de Escritores por la tierra.

 

Sant Magí y la Tecla, ¿fiestas populares o no?

Otros
Publicado en Miércoles, 31 Julio 2019
AddThis Social Bookmark Button

Foto: Guillermo Maluenda

Parece que el nuevo equipo de Gobierno de Tarragona (ERC-ECP) quiere abrir las fiestas mayores y han empezado por eliminar el carro de las autoridades en la Portada de l’Aigua de Sant Magí –ya era hora-, sortear plazas en los balcones municipales y trasladar los pregones de las fiestas mayores de sant Magí y de Santa Tecla desde la sala de plenos al balcón de la fachada del Ayuntamiento.

En principio, encuentro estas medidas positivas porque ver siempre en los mejores sitios a los concejales y a sus amigos era una muestra más de perpetuar el sectarismo, aunque creo que puede darse todavía un paso más.

Ya puestos a introducir cambios, me permito una sugerencia para el día del pregón y es la de bajarlo directamente a la plaza, a pie de calle como hacemos en los barrios. Más próximo, imposible. Pasar del salón de plenos- un horno sin climatizar, por cierto – al balcón ya es un paso, pero no deja de ser ver el mundo desde la altura.

Creo que no sería tan complicado habilitar una tarima que sea còmoda para proclamar el pregon. Por cierto, estoy seguro de que el pregon de Eduard Boada –a quien aprovecho estas líneas para felicitarle- será tan delicioso como sus míticos bocadillos.

Ya tenemos precedentes de usar la calle en actos tan importantes como la entrega de las llaves de la Ciudad a Sus Majestades los Reyes Magos. No cuesta tanto seguir por ese camino.

Y de la calle, a los espectadores desde los balcones municipales. ¿Cuántas personas habrá que pagan religiosamente sus impuestos en la ciudad, les haría muchísima ilusión estar allí y hasta ahora, no tenían absolutamente ninguna opción a ocupar esos sitios privilegiados?

¿Cuántas personas hay que emplean su tiempo de forma desinteresada en el tejido asociativo de la ciudad y a las que nunca han sido invitadas?

Muchas, seguro. Por ejemplo, desde la Coordinadora de Entidades de Tarragona (CET), que agrupa más de cien organismos, podemos explicar que en los Juegos del Mediterráneo, el por aquel entonces equipo de Gobierno (PSC-PP) no invitó a nadie del mundo vecinal ni asociativo. Sin embargo, hubo polémica y mucha sobre si se regalaron entradas, incluso antes de salir a la venta, a partidos de extrema derecha y asociaciones no precisamente locales. Los resultados de ese experimento ya los sabemos todos.

Podemos explicar también que Josep Poblet, el que fue alcalde imbatible de Vila-seca hasta que decidió retirarse por voluntad propia, solía salir en las fotografías rodeado de representantes de la sociedad civil. Algo parecido sucede con el alcalde de Reus, Carles Pellicer, quizás porque vieron que con el apoyo del pueblo se llega más lejos.


Este gesto del nuevo equipo de Gobierno de Tarragona de ir retirando privilegios es, pues, positivo pero queda mucho por hacer. Me pregunto quién redacta los protocolos que marcan quién asiste y quien no, quien participa y en qué sitio y quién queda excluido. Años atrás, en el barrio de Riuclar creamos un Ball de bastons y no nos dejaron participar en el Seguici Popular. Nos derivaron a otras calles.

¿Qué se hace hoy día para que los vecinos de los barrios sientan suyo el riquísimo patrimonio cultural de Tarragona? ¿Se les anima a participar, se les incentiva o simplemente se les aparta o se les ignora?

Hay que pasar de una vez por todas de fiestas mayores a fiestas populares de verdad, en la que todos los tarraconenses, sean del barrio que sean, las sientan suyas y sean auténticos participantes en vez de invitados de piedra. La gente, ¿va a las verbenas o va a ver las verbenas? Las fiestas no se miran desde lejos o desde cerca. Sencillamente, se viven.

Mediterrània cumple 28 años al pie del cañón

Otros
Publicado en Lunes, 29 Julio 2019
AddThis Social Bookmark Button

Dibujo conmemorativo del vigésimo aniversario de Mediterrània

Mediterrània ha cumplido ya 28 años al pie del cañón desde que empezó su andadura en el año 1993, a partir del movimiento vecinal. Los dos pilares fundacionales son la protección y defensa del medio ambiente y la cooperación. A partir de aquí, se organizó en áreas de trabajo en educación ambiental, la naturaleza, la vigilancia y control, la sensibilización y difusión y la cooperación internacional.

Posteriormente, se Mare Terra Fundació Mediterrània y más tarde, la Red Internacional de Escritores por la Tierra (RIET) y la Coordinadora de Entidades de Tarragona. Esta larga trayectoria y experiencia acumulada hacen a Mediterrània uno de los referentes en sus ámbitos de actuación.

El presidente de la entidad, Ángel Juárez, cree que es la demostración de como se puede crear prácticamente de la nada un organismo que ayuda a transformar la sociedad.

"Nace en Riuclar, un barrio muy humilde, muy pequeño" -evoca-"y nos tocó luchar contra muchas adversidades y teniéndolo todo en contra menos un elemento que muchos no tuvieron en cuenta, la fuerza humana y la ilusión de todas las personas del barrio que hizo posible que naciera primero la asociación de vecinos y más tarde viese la luz Mediterrània".

Su origen nace de que "no podíamos entender que dentro del movimiento vecinal no existiese ningún grupo ecologista en esta zona donde, ya por aquel entonces, había centrales nucleares, industria química, turismo y todos los elementos que obligaban a tener una entidad como Mediterrània".

Eran de los pioneros, pero también muy activos: "Cuando había un tema a denunciar estábamos ahí y estuvimos muchos años siendo punta de lanza de todos aquellos temas de denuncia ciudadana. Reivindicábamos luchando contra verdaderos gigantes y lo hacíamos desde un barrio humilde."

El año de su fundación, ya organizó dos eventos de grandes dimensiones, la Trobada de Medi Ambient y el Curso Científico. También aquí rompieron moldes al "empezar a hacer cursos con créditos libres con la universidad. Siempre hemos pensado que las universidades son muy elitistas y que hay una parte de la sociedad muy interesada en conocer más a fondo ciertas actividades docentes. Rompimos con la tendencia y logramos empezar haciendo tres cursos a la vez, con más de 150 alumnos, en su primera edición", señala el fundador y presidente de Mediterrània.

El Curso de complementó con la Trobada del Medi Ambient, que a su vez fue el embrión de los Premis Ones Mediterrània, que celebraron el pasado mes de junio su vigésimo quinto aniversario.

Mediterrània ha evolucionado continuamente desde su fundación, atendiendo a las distintas necesidades sociales y de medio ambiente que surgen en cada período, desde impartir educación ambiental a convertir sus instalaciones de la Escola Natura en Tarragona en un centro de interpretación del río Francolí, presidido por una maqueta de 6 metros cuadrados que recrea los 2.800 kilómetros cuadrados de la cuenca hidrográfica de este río que desemboca en el puerto de Tarragona.

Joomla 1.6 Templates designed by Joomla Hosting Reviews

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más.

Acepto las Cookies de este sitio web.