Al rescate de la tortuga boba

Naturaleza
Publicado en Lunes, 01 Abril 2019
AddThis Social Bookmark Button

La Generalitat, mediante la Red de Rescate de Fauna Marina del Departament de Territorii Sostenibilitat y el Departament d'Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació impulsaron conjuntamente con la Fundación CRAM un programa para sensibilizar e implicar a los pescadores profesionales en la atención de tortugas marinas atrapadas accidentalmente en las redes.

Y es que varios estudios científicos alertan de que las tortugas sufren los efectos de la descompresión al ser arrastradas rápidamente del fondo del mar hasta la superficie, de manera similar a los humanos. Así, en mayo de 2017 se activó un protocolo para actuar con rapidez en estos casos, con la implicación y colaboración de las cofradías de pescadores de Sant Carles de la Ràpita, Alcanar y L'Ampolla, la Fundación CRAM y los Agentes Rurales.

Casi 30 embarcaciones han colaborado con esta iniciativa, que hoy por hoy se centra en estas cofradías pero que también ha recogido animales a otros puertos de Cataluña, como la Ametlla de Mar, Vilanova i la Geltrú, Sitges, Blanes, Palamós o Llançà.


Desde que se puso en marcha esta iniciativa, el número de tortugas encontradas muertas ha disminuido sensiblemente y por primera vez se han recuperado más animales vivos que muertos.

Cuando los pescadores detectan una tortuga en las redes, avisan desde alta mar, lo que facilita el traslado rápido de los ejemplares de esta especie vulnerable en el centro de recuperación de la Fundación CRAM, el Prat del Llobregat, donde se valora su estado de salud.

Si es necesario, las tortugas se someten al tratamiento necesario para revertir la descompresión (mediante una cámara de descompresión específica para tortugas) y se tratan hasta su total recuperación.

Gracias a esta coordinación, en 2018 se han recogido 67 tortugas marinas que habían quedado atrapadas en redes de pesca, 66 de las cuales ya han sido devueltas al mar. Las liberaciones se han hecho siempre cerca de donde fueron capturadas, y con la participación de los pescadores y sus familias. Con respecto al primer trimestre de 2019, ya son más de 30 los animales recuperados. De estos casi 100 animales, todos han evolucionado favorablemente, salvo dos casos, en los que los animales tenían una afectación muy grave y terminaron muriendo antes de poder recibir la atención adecuada.

Joomla 1.6 Templates designed by Joomla Hosting Reviews

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más.

Acepto las Cookies de este sitio web.