Artículos

Río Francolí - Valls

AddThis Social Bookmark Button

PRESENTACIÓN - MAPA - FOTOS


INTRODUCCIÓN
Valls es un municipio y ciudad catalana, en la provincia de Tarragona, capital de la comarca del Alt Camp. Con una población de 22.851 habitantes (INE 2005) representa más de la mitad de la población de la comarca. Se encuentra en el área conocida como Camp de Tarragona junto al río Francolí, muy cerca de Reus (Baix Camp) y de Tarragona (Tarragonés), capital de la provincia homónima.
Esta ciudad es cuna de un típico manjar catalán de temporada llamado calçot, unas cebollas dulces y largas con las cuales se celebra la calçotada, así como de las tradicionales Vella i Joves Xiquets de Valls, las dos collas castelleras, actividad originaria de la región.


GEOGRAFÍA
El relieve geomorfològic del término de Valls es muy claro y diferenciado en dos grandes unidades: la sierra de Miramar, que ocupa un 22% del término, y la llanura, ligeramente inclinada hacia’l oeste por drenar a la orilla izquierda del Francolí, que ocupa un 78% del término. La terminología sobre las sierras de Valls es diversa según la fuente y cartografía rebuscada; cuando hemos dicho la sierra de Miramar dentro el término de Valls nos volamos referir a la prolongación hacia’l oeste del conjunto de sierras existentes entre el desfiladero de la Riba y el cuello de Cabra, conocidas en general como sierra o Montañas de Miramar. En general, en Valls se conoce su sierra como las Guixeres, y el nombre de Miramar suele restringirse a la sierra a l’est del cuello de Lilla, también denominada sierra de Carbonària. Aun así, la sierra de las Guixeres presenta en Valls varios cerros con nombre propio; d’est a oeste, tenemos el Tossal de Tarragó (547,75 m), el Cerro de Mas de Balanzas (552, 79), el cerro d’en Manel (576,91), el Cerro del Canot (624,99), la Sierra Alta (796,8 8 m), al nordoest de l’anterior, el Paso del Buey (625 m), el Cerro del Cortijo de Gínjol (606,86 m), el Cuello de la Sivina (459,34) y ya al límite con el término de la Riba, el Puigcabrer (524,61 m). A partir’d ahora, pero, si hablamos en general de la cordillera Prelitoral en Valls hablaremos de Sierra de las Guixeres.


HIDROLOGÍA

Des de un punto de vista científico, no es estrictamente correcta habla del medio acuífero d’un término municipal, puesto que las aguas subterráneas s’agrupan en niveles estructurales que no tienen nada a ver con los límites administrativos del territorio. De hecho, el término de Valls se sitúa en el que s denomina acuífero del Alt Camp, que cogería una buena parte d’esta comarca, con las sierras de Miramar, la Voltorera y el Bloque del Gaià al norte, parte de la orilla izquierda del Gaià al este, el río Francolí al oeste y una línea imaginaria de separación entre la comarca del Alt Camp y el Tarraconense al sur.
Este acuífero, estructuralmente, se composa de varios horizontes de sedimentación procedentes de antiguos y sucesivos conos de deyección formados en la base del macizo montañoso de la cordillera prelitoral, encima del foso tectónico d’hundimiento del Campo. La deposición d’estos conos es relativamente irregular a nivel espacial, de forma que los horizontes de materiales con texturas diversas - desde grabas de conglomerados muy permeables hasta argilas finas – tienen anchuras variables y cotas absolutas variables. En todo caso, existe un sol acuífero del Alt Camp con un notable grueso que, pero, es sólo aprovechado en estratos – capas – concretas que coinciden con los materiales más permeables.


Los torrentes de Valls

Si estudiamos un plano general de la zona del Alt Camp veremos como, curiosamente, el río Gaià dentro la llanura de la comarca no tiene prácticamente afluentes por su orilla derecha. Todas las zanjas de drenaje originadas a las sierras de Miramar-Voltorera descienden en dirección suroeste cabe al río Francolí. La historia geológica reciente determina que el río Francolí ha tenido mucha más capacidad de modelació del valle fluvial, hecho que ha determinado una inclinación de toda esta plana verso el Francolí y no paso verso el Gaià. Así, unos cuántos torrentes tributarios de la orilla izquierda del Francolí cruzan el término de Valls. El conjunto de recursos que los afluentes por la orilla izquierda del Francolí a la zona de l’Alt Camp le aportan fueron estimados por el Instituto Geológico y Minero de España el 1985 en 6,2 Hm3/año, además de una cifra alrededor de 1,8 Hm3/año procedentes de l’vertido d’aguas residuales a las zanjas y torrentes por parte de los núcleos urbanos. Dentro el término de Valls, los recursos superficiales utilizables a través del sistema de presas y regueras de los torrentes ha sido estimado por los propios labradores en unos 400 m3/hora , el que determina una cifra de 3,5 hm3/año, pero el caudal actual circulando superficialmente no se considera superior a 100 m3/h
Los torrentes que rodean la ciudad de Valls son el resultado de varias zanjas, barrancos y riachuelos que vienen del término de Figuerola y del Plan. La zanja de la Fonda da lugar al torrente de la Xamora o de Tomillo, el torrente Siento al del Catllar, de Mas Miquel, de Sant Francesc o del Carme y la Zanja de la Diega o de los Conillets traspasa la carretera de Montblanc por debajo el paso del ferrocarril dando lugar al torrente de SanSanto Pozo.

Modificaciones artificiales a los torrentes
Seguramente, ya desde la edad mediana la actividad de los ciudadanos de Valls fue encajonando y modificando los márgenes d’estos torrentes por poder defender de las avenidas los límites de la ciudad de Valls y por poder ganar terrenos d’huerta a la ribera.
En los últimos desenis, cuando la ciudad de Valls ultrapasa los límites naturales del torrentes, l’actividad de modificación y fijación de los márgenes se multiplica. 


MEDI0
Todo y el importante grado de humanización del municipio vallenc, varios factores determinan l’existencia d’una biodiversidad relativamente alta: la diversidad de substractes geológicos, con afloramiento de materiales antiguos y silícicos – poco comunes en el contexto del campo de Tarragona, la diversidad orográfica, con territorios de llanura y montaña, cruzados por zanjas, torrentes y barrancos, y la presencia de cursos fluviales con circulación permanente d’agua y diversa hidromorfologia, desde los torrentes hasta el importante río Francolí, y también la presencia de una extensión agrícola con cultivos y prácticas tradicionales. Esta diversidad d’ambientes propicia numerosas posibilidades y nichos ecológicos por la flora y la fauna mediterránea.
Los hábitats acuáticos de los torrentes, dada la rareza de los lugares con agua permanente en el conjunto del territorio, son puntos calientes de biodiversidad a nivel municipal y comarcal, puesto que se desarrollan especies de flora y fauna que pueden ocupar extensiones muy pequeñas a nivel territorial, y que son fuerza diferentes a las que encontramos a los espacios secos. Aún así, la degradación de la calidad de l’agua en algunos tramos, así como las modificaciones artificiales de cauces y márgenes, han disminuido notablemente la capacitado de estos espacios por alojar comunidades bien estructuradas y diversas de ribera.
Buena parte de la sierra de las Guixeres ha sido recurrentemente afectada por incendios forestales, de forma que las masas forestales están constituidas por comunidades bajas de brotas, máquias y matorrales. Es evidente que estas tienen también una importancia trascendental en el mantenimiento de la biodiversidad, pero ocupan espacios dónde las comunidades climàcicas serian los encinares, y además, son mucho menos valoradas social y paisajísticamente. Dadas las características físicas d’esta sierra – substratos calcáreos con poca capacidad de retención d’agua, vientos fuertes, orografía muy vertical – las posibilidades de sucesión vegetal hacia masas arboladas son muy limitadas en áreas extensas.
La diversidad d’ambientes citada permito la presencia de numerosos hábitats diferentes, pero muchos d’ellos son extensos en el territorio, o atados a espacios humanizados – como los hábitats agrícolas – y no tienen suficiente interés como para ser catalogados como Hábitats d’Interés Comunitario. Los que sí que lo podrían ser tienen estados de conservación o distribución deficientes o fragmentarios. En consecuencia, una pequeñísima extensión del municipio está cartografiado como hábitat d’interés comunitario.

De hecho, los dos únicos árboles monumentales de l’Alt Camp son l’encina de cortijo de Bonany, en Querol, y el pino de les Cuatro Soques, también en Querol.
Existe, pero una propuesta de la Concejalía de Medio ambiente de l’Ayuntamiento de Valls, de 16 de noviembre de 1998, de declaración de tres árboles d’interés local correspondientes a una palmera (Phoenix canariensis) situada a la calle Vilar, un pino pinyer (Pinus pinea) situada a la carretera del Plano polígono 28, y un plátano (Platanus x hispanica) situado a la Plaza del Carme, actualmente ya declarados. También tiene interés el lledoner (Celtis australis) de la masía Olmos, propuesto por su propietario por ser declarado como árbol monumental.

Algunas de las rapaces propias de la Cordillera Prelitoral, como el duque, águilas y el halcón peregrino nidifiquen al término de Valls; aun así, dos parejas de águilas perdiceras, especie amenazada de alto interés, crian a términos vecinos y utilizan el territorio vallense como área de cacería. Aun así, los ambientes acuosos, especialmente del río Francolí, permiten la existencia de una notable fauna de ribera, rica en reptiles, anfibios, aves e invertebrados. El que es más destacable, pero, es toda la fauna propia de los ambientes agrícolas tradicionales y extensivos, especialmente la atada a cultivos abiertos como son las plantaciones antiguas de algarrobos, olivos y almendros, los viñedos antiguos y los campos de cereal. La fauna que depende d’ambientes agrícolas como estos es cada vez más escasa al territorio, dada la inexistencia d’áreas extensas como estas.
Al término de Valls no existe ningún espacio catalogado como protegido por la Generalitat de Catalunya bajo algunas de las figuras posibles (Parque Natural, Espacio d’Interés Natural, Reserva Natural de Fauna Salvaje, Lugar de Interés Comunitario), aun cuando en términos vecinos sí que encontramos (EIN del Tozal Gordo de Miramar, EIN de las Montañas de Prades).


Joomla 1.6 Templates designed by Joomla Hosting Reviews

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más.

Acepto las Cookies de este sitio web.