Artículos

Río Francolí - L’Espluga de Francol

AddThis Social Bookmark Button

PRESENTACIÓN - MAPA - FOTOS


INTRODUCCIÓN
"Spelunca", que en latín significa «cueva», fue el nombre que recibió la villa de L’Espluga de Francolí desde mediados del siglo XI, mucho antes que fuera descubierta la actual entrada de la Cueva de la Font Major. Lo cierto es que una serie de circunstancias naturales, insólitas por los entornos, confluyeron en el lugar: la salida de un río subterráneo a la Fuente Mayor que tomará el nombre de Francolí, así como la presencia de numerosas cuevas y cavidades en los alrededores de la villa, bien seguro que debieran de determinar el topónimo durante la Alta Edad Media.


GEOGRAFÍA
L'Espluga de Francolí se encuentra en el extremo sur-oriental de la comarca de la Conca de Barberà. Su término, cortado transversalmente por el río de Milans y el Francolí, tiene dos partes perfectamente diferenciadas: la zona del Bosque y Pie del Bosque, y la zona de la Sierra y el Reguer.

Destaca sobre todo La Cueva de la Font Major, sistema cárstico binario con río subterráneo, es una de las siete cuevas más largas del mundo formadas en conglomerado y una de las pocas que s’extiende, a lo grande parte, por el subsuelo del casco urbano. Con 3.590 m. de corredores descubiertos hasta ahora, es bien patente la actividad humana desde tiempos prehistóricos. Una parte del interior de la cueva está habilitada como museo, único en el mundo d’estas características. La cueva fue redescubierta en la época actual en el año 1853, debido a la casual perforación de un pozo dentro del casco urbano. La Cueva permite ser visitada y disfrutar de los diferentes escenarios, recreaciones, numerosos restos y plafones informativos. También permite realizar una “visita aventura” dónde los más intrépidos se sumergirán en el mundo de la hidrogeología.


MEDI0

El Bosque se levanta majestuoso a la parte sur del término, coronado por los peñascos del Cuello de en Centeno, de la Cien Fuentes y La Aigüeta. Sus vertientes se encuentran recubiertos de un manto de vegetación compuesta, según la altitud, por pinares, alzinars y el bosque cadu cifolio de la Cien Fuentes, dónde menudean los trazos del jabalí, la geneta y el zorro, precedidos por la noche del canto del gallo carbonero. Mientras, los álamos negros y los fresnos de ribera van marcando la trayectoria del barranco de la Trinidad hasta agermanar-se con el Francolí. En medio de estos parajes descubriremos la Ermita de la Santíssima Trinidad, pequeño refugio de espiritualidad y devoción espluguina inmerso dentro el gran santuario de la natura. Frondosidad y belleza invaden el espíritu del andando. El paisaje vegetal que caracteriza el Reguer y la llanura es completamente diferente: dorados campos de sembrados, codeando con el verdor de las viñas en verano, definen en pocas pinceladas el paisaje agrícola de La Espluga, a la vez que nos evocan el esfuerzo del hombre por extraer de estos campos su sostenimiento durante siglos. El pasado campesino de la villa toma vida con el parecido de las masías, como el del Cortijo de en Xup, que en otros tiempos poblaron el término.

La superficie protegida del Paraje Natural de Interés Nacional (PNIN) de Poblet se enmarca a la comarca de la Conca de Barberà, concretamente dentro los términos municipales de Vimbodí y la Espluga de Francolí. Es un espacio natural de protección especial que se declaró por Ley el año 1984 con el objetivo de conservar y defender el medi, preservar el paisaje y restaurar el patrimonio del marco natural que rodea el monasterio de Santa Maria de Poblet.

El año 1998, se declararon por Decreto las Reservas Naturales Parciales del barranco de la Trinidad y del barranco del Tildar. Ambas se gestionan conjuntamente desde el PNIN de Poblet.

Al PNIN de Poblet se distinguen claramente dos grandes tipos de relieve: al sector del vertiente norte de las montañas de Prades, el relieve es marcadamente montañoso (cordillera Prelitoral), mientras que la parte más septentrional del PNIN se caracteriza por un conjunto de tierras más llanas alrededor del valle del río Siento (depresión Central catalana).

La altitud del Paraje Natural oscila entre los 400 m de las partes más bajas hasta los 1.201 m del Tozal de la Baltasana al extremo suroeste del espacio protegido, cumbre que representa el punto más elevado de las montañas de Prades.

El clima es el típicamente mediterráneo pero con matices. Presenta una tendencia a la continentalitat y también los efectos lógicos por el aumento de la altitud, que derivan verso un clima de montaña mediana. La orientación general del Paraje verso el norte también influye en su clima, apareciendo como una grande ombría. La temperatura mediana anual es de 13,2 ºC y la precipitación mediana anual se sitúa entre los 550 y los 600 mm.



FLORA

El Paraje de Poblet presenta una gran diversidad de comunidades vegetales en un espacio relativamente reducido. Todas las comunidades vegetales de vocación forestal presentes a las montañas de Prades están representadas al PNIN. Esta circunstancia se explica por la situación geográfica de l’lugar y por la interesante diversidad de suelos y materiales geológicos que se van sucediendo según un gradiente altitudinal.

Al PNIN se encuentran las comunidades vegetales siguientes en muy buen estado de conservación: alzinar litoral o con marfull (Quercetum ilicis galloprovinciale), alzinar montañero (Quercetum mediterraneo-montanum), robledal de roble de hoja pequeña (Violo-Quercetum fagineae), robledal de roble martinenc (Buxo-Quercetum pubescentis) y el robledal de roble reboll (Cephalantero-Quercetum pyrenaicae).

Por otra banda, también se encuentran pequeñas comunidades de pinar de pino rojalet (Pinus sylvestris), pinastre (Pinus pinaster), pinassa (Pinus nigra) y pino blanco (Pinus halepensis)

De especial interés es la comunidad de roble (Quercus pyrenaica) por ser la única existente en Catalunya. También hace falta destacar la existencia del tejo (Taxus bacatta) y el boj acebo (Ilex aquifolium) por ser especies protegidas.

Otro salvo que caracteriza el PNIN es el paisaje vegetal que ofrecen las grandes extensiones de cultivos que existen en las partes más bajas. Los cultivos son mayoritariamente de viña, de gran tradición a la Conca de Barberà, para la elaboración de sus vinos y cavas con denominación de origen.


FAUNA

Las montañas de Prades, marco dónde se ubica el PNIN de Poblet, se localizan en una zona próxima al litoral, en llena zona mediterránea. Este hecho condiciona los requerimientos de la mayor parte de especies, aunque las peculiaridades de la orografía, la orientación y el clima que se dan en esta comarca, dan lugar a la existencia de alguna especie con requerimientos eurosiberians o medioeuropeus. Este hecho provoca unos valores de diversidad faunística elevados que no coinciden con las cordilleras mediterráneas vecinas.

Con respecto a los pájaros, el marcado carácter forestal del Paraje determina durante la época de nidificació la confluencia de especies mediterráneas (principalmente insectívors) con otros de eurosiberianes que sitúan aquí su límite de distribución. Se pueden destacar Sitta europaea, el tordo (Turdus philomelos), Picoides mayor y el mosquitero común (Phylloscopus collybita). Las poblaciones de estas especies se ven incrementadas en invierno y en el decurso de las migraciones, cuando también se pueden ver de otras típicas del Pirineuo y la Europa Central.

Durante estas épocas se puede observar un buen número de rapaces que atraviesan el Paraje. Este grupo se encuentra bien representado, logrando buenas densidades Accipiter gentilis y el gallo carbonero (Strix aluco) al medi forestal, dónde también se encuentra el águila (Circaetus gallicus) y el Asio otus. A los acantilados son presentes el águila dorada (Aquila crhysaetos), el águila culebrera (Hieraetus fasciatus), el halcón peregríino (Falco peregrinus) y el duque (Bubo bubo).

La comunidad de los mamíferos se encuentra representada con especies como el tejón (Meles meles), la fagina (Martes foina), el zorro (Vulpes vulpes), el cerro (Mustela putorius), la ardilla (Sciurus vulgaris), la rata (Elyomis quercinus), el ratón de bosque (Apodemus sylvaticus) y la gineta (Genetta genetta).

Respeto a los granos mamíferos, el jabalí (Sus scrofa) presenta una población regulada con aprovechamientos cinegeticos. El año 1995 se inició un proyecto de reintroducción del corzo (Capreolus capreolus). También son destacables las especies de murciélago como el murciélago de herradura gordo (Rhinolophus ferrumequinum) y el murciélago de herradura pequeño (Rhinolophus hipposideros) asociados a ambientes cavernícolas, sobre todo en invierno.

Biogeograficamente, el mamífero más interesante es la musaraña pequeña (Sorex minutus), aislada a las montañas de Praderas del resto del área de distribución de la especie.

Respeto a la comunidad de anfibios y reptiles, la salamandra (Salamandra salamandra) es un urodelo muy abundante a la zona. El Alytes obstetricans, el Anguis fragilis, el sapo común (Soplo soplo), el sapo de acicates (Pelobates cultripes) y la serpiente verde (Malpolon monspessulanus), la serpiente blanca (Elaphe scalaris) y las serpientes de agua (Natrix natrix y Natrix maura) también son presentes. Asimismo, se encuentra la escurçó (Vipera latastei) y la serpiente lisa septentrional (Coronella austriaca).

Joomla 1.6 Templates designed by Joomla Hosting Reviews

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más.

Acepto las Cookies de este sitio web.